ISABEL ANCILLO GÓMEZ Psicóloga y Psicopedagoga Especialista en Altas Capacidades Colegiada: M-23388
ISABEL ANCILLO GÓMEZPsicóloga y PsicopedagogaEspecialista en Altas CapacidadesColegiada: M-23388

Contador de visitas

FAQ

¿POR QUÉ, COMO SUPERDOTADO, PUEDO NECESITAR TERAPIA?


Muchos superdotados tienen problemas de ajuste a su contexto. Con frecuencia, sienten que ellos solos no pueden encontrar un lugar agradable dentro de la sociedad, o en su centro de estudios o trabajo.


Las crisis que tienen lugar a partir de sucesos que les afectan extraordinariamente debido a su alta sensibilidad, hiperreactividad, e intensidad emocional, también pueden dar lugar a encontrarse mal con uno mismo o tener problemas con el entorno.


Fuentes menos conocidas de dificultad son los problemas que los superdotados pueden tener en relación a su “experiencia interna de superdotación”:


  1. Habilidades especiales que pueden sentirse como un problema, en vez de como algo muy positivo.
  2. Su “desarrollo asincrónico”: inmadurez emocional, frente a un precoz o muy elevado desarrollo intelectual.
  3. Los excepcionalmente o profundamente superdotados, pueden ser vistos por los otros como poderosos o carismáticos. Ser excesivamente admirados, más que sentirse aislados, puede hacerles sufrir conflictos emocionales.
  4. Sentimientos polarizados: ¿soy superdotado o lo que me ocurre es que tengo algún trastorno psicológico?¿quizá no soy superdotado, sino todo lo contrario?

 

 

¿CUÁL ES TU ESPECIAL CUALIFICACIÓN PARA TRABAJAR CON PERSONAS SUPERDOTADAS?

 

Durante más de diez años he llevado a cabo diagnósticos e intervención psicológica y psicopedagógica con personas de Altas Capacidades. Fui cofundadora y terapeuta del Centro de Investigación y Diagnóstico en Inteligencia y Superdotación (hoy desaparecido). He llevado a cabo investigaciones en este campo, resultando de ellas varias publicaciones en las editoriales y revistas más importantes de España. He trabajado como docente con niños y jóvenes de Altas Capacidades en diferentes Campus de verano para personas con Altas Capacidades, así como en Programas de Enriquecimiento. Gracias a toda esta experiencia, creo haber llegado a una comprensión profunda de las diferencias entre desarrollo evolutivo en la población de la media y desarrollo psicofísico en los individuos superdotados, pudiendo distinguir a una persona con problemas psicológicos, psiquiátricos, de una persona superdotada con los problemas característicos, o que está pasando por una crisis.

 

¿CUÁL ES TU PROTOCOLO DE ACTUACIÓN?

 

Primeramente, llevaré a cabo un completo registro de la historia familiar y personal, así como una valoración exhaustiva de todos los tratamientos previos, informes, pruebas médicas, escolares, etc, que haya recibido la persona. Este procedimiento me permitirá valorar todos los aspectos de su experiencia vital. Integrando datos objetivos y de la experiencia subjetiva, llegaré a formular la problemática actual, pudiendo definir de este modo, un plan de trabajo y asesoramiento terapéutico personal, en el caso de que sea necesario.

 

¿QUÉ PUEDO HACER SI MI HIJO O FAMILIAR NO QUIERE ACUDIR A CONSULTA?


Con frecuencia, las personas con Altas Capacidades se resisten a acudir a terapia, por lo que se recomienda que los padres o familiares acudan previamente a unas sesiones personalizadas de orientación, lo que les proporcionará una mejor comprensión de las dificultades por las que atraviesa su persona querida, así como asesoramiento para manejarse en su relación con ella, tanto en el momento de proponerle acudir a un profesional, como en otras situaciones difíciles.

 

¿CUÁL ES TU EXPERIENCIA CON LA “DOBLE EXCEPCIONALIDAD”, NIÑOS SUPERDOTADOS Y CON PROBLEMAS DE APRENDIZAJE?

 

Para trabajar con estas personas, la distinción debe partir de diferenciar entre la existencia de una base neuropsicológica en los problemas de aprendizaje, y los problemas de aprendizaje provocados por conflictos emocionales sin resolver. Muchos niños superdotados padecen “pseudo problemas de aprendizaje”, dificultades autoimpuestas por determinadas dinámicas familiares, una inapropiada atención educativa, problemas con los iguales o conflictos procedentes de la experiencia interna de ser superdotado, que no se han resuelto.

 

¿QUÉ ORIENTACIÓN PSICOLÓGICA SIGUES? ¿SERÍA UNA TERAPIA LARGA, BREVE?

 

Mi orientación psicológica es, predominantemente cognitivo-conductual (sobre todo en el trabajo con niños), aunque también me sirvo de las terapias denominadas humanistas, fundamentalmente en lo que tiene que ver con mi actitud terapéutica de aceptación incondicional y confianza en la tendencia actualizante de la persona, así como en su capacidad de autorresponsabilizarse, estableciendo estos aspectos como vía preferente para su crecimiento personal y resolución de problemas. Utilizo también técnicas de orientación gestáltica y dinámica, así como determinadas intervenciones propias del análisis transaccional. Defiendo la postura que afirma que la eficacia del tratamiento no depende de la orientación terapéutica que se siga, sino de la relación que se establece entre terapeuta y paciente, como factor determinante, aunque no exclusivo.

 

La duración de la terapia debe entenderse como un factor individual para cada persona. Para algunos superdotados y sus familias, es suficiente con algunas sesiones sueltas, otros, acuden por problemas psicológicos o porque necesitan tomar decisiones respecto a cómo manejarse con su superdotación, sacarle más provecho, o mejorar sus relaciones personales. El trabajo en estas áreas, con frecuencia, supone un proceso mucho más largo. Algunas personas, requerirán únicamente atención psicológica o servicios de orientación enfocados a la resolución de problemas concretos, mientras que en algunos casos, será necesario trabajar a la vez a nivel médico, bien realizándose algunas pruebas, o con tratamientos de apoyo farmacológico; con logopedas… El asesoramiento sobre el desarrollo evolutivo del superdotado puede ayudar a diferenciar áreas en las que trabajar. Con frecuencia, en un breve período de tiempo, puedo ofrecer orientaciones que facilitarán el crecimiento personal y la clarificación de los problemas, así como la resolución, al menos, de alguno de ellos.

 

¿CUÁL ES TU EXPERIENCIA EN RELACIÓN AL USO DE LA MEDICACIÓN?


Primeramente, no soy partidaria de servirse de la medicación sin un buen diagnóstico previo y la clarificación más objetiva posible de la problemática del paciente. Con frecuencia, se receta medicación sin un profundo análisis fenomenológico y sin registrar cuidadosamente los síntomas que la harían recomendable. Considero que una persona debe ir sirviéndose en primer lugar, de sus recursos personales, luego, del consejo y asesoramiento de aquellos que mejor le conocen, después, de profesionales de la psicología y, finalmente, de la medicación. Ese es el proceso que me parece más ajustado, aunque unos recursos no excluyen a los otros.

En la población superdotada, con frecuencia es necesario el uso de medicación durante las crisis, dada su fuerte intensidad, o para el manejo de la inestabilidad emocional, la ansiedad, insomnio… sin que estemos hablando de trastornos psiquiátricos. Usada con precaución y responsabilidad, la medicación, salvo graves trastornos psiquiátricos, siempre es retirada una vez se haya establecido una relación sólida y terapéutica, y el paciente esté trabajando activamente y bien orientado en la resolución de sus problemas, y mejora de la calidad de vida.

 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio

© Isabel Ancillo Gómez